FELIZ NAVIDAD!!!...PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD

viernes, 25 de junio de 2010

¿Cómo crees que son los ángeles?


Son como la viejecita que ayer te devolvió tu cartera. Como el chofer del taxi que te dijo que tus ojos iluminaban el mundo cada vez que sonreías. Como el niño que te demostró la maravilla de las cosas sencillas.
Como ese hombre pobre que ofreció compartir lo que tenía, contigo. Como ese hombre rico que te demostró que realmente todo es posible, si tienes fe. Como ese desconocido que se cruzó en tu camino, justo cuando no sabías dónde te encontrabas. Como ese amigo que tocó tu corazón, cuando pensabas que no tenías.
Los ángeles vienen en todos los tamaños y formas, de todas las edades y colores de piel. Algunos tienen pecas, otros tienen lunares, algunos tienen arrugas, y otros, nada de eso tienen. Tienen apariencia de amigos, enemigos, maestros, estudiantes, novios, y hasta de tontos. Nunca toman la vida demasiado en serio; viajan muy ligeros. No te dan una dirección donde ubicarlos, ni te piden nada a cambio. Son difíciles de hallar cuando cierras los ojos, pero si decides ver, los encuentras en todas partes.
Así que, abre los ojos y cuenta todos los ángeles que tienes. Recuerda que para mi TU OPINION es muy importante.

*Grande es la dignidad de las almas cuando cada una de ellas desde el momento de nacer tiene un ángel destinado para su custodia.
A través de los siglos los ángeles han sido fieles compañeros de nuestra vida. Ellos simbolizan el amor, la bondad, la misericordia, la salud y la gracia. Todos sus esfuerzos están destinados a llevar a la raza humana hacia una actividad y pensamiento totalmente centrado en el amor.

Los ángeles son el lazo divino entre el cielo y la tierra; entre Dios y nosotros. Para comprender a fondo lo que un ángel es y representa, debemos primero conocer su significado. La palabra ángel procede del latín angelus
y significa "mensajero". En muchos versos del Antiguo y Nuevo Testamento encontramos ángeles llevando a cabo su misión principal que es la de ser mensajero de Dios, (Génesis 32,33: San Lucas 1,26-28: Daniel 3,58).
Los ángeles hacen uso de acontecimientos, proporcionan personas y circunstancias que nos ayudan a salir adelante e incluso, llegan a presentarse ante nuestros ojos con apariencia humana. Es importante mencionar que los ángeles que aparecen en el Viejo y Nuevo Testamento se les confundía fácilmente con seres humanos pues todos ellos se presentaban con apariencia humana. Como ejemplo podemos citar al Arcángel Gabriel quien fue el mensajero enviado a Daniel para ayudarle a interpretar sus sueños y pensó que era un humano hasta que lo vio volando.
Los ángeles son seres etéreos, espirituales, sensibles, personales, y libres; dotados de gran inteligencia, amor y voluntad, más antiguos, poderosos, sabios, y desarrollados que cualquier ser humano. Fueron creados por Dios para ayudar y guiar a cada uno de nosotros hacia una vida colmada de feliciada y bienestar. Portan el mensaje divino, son consejeros, testigos y protectores, así como portadores del castigo divino cuando algún hombre se aleja del camino recto. Cabe resaltar que ellos no pueden entrometerse en nuestros pensamientos, ni tampoco conocer nuestro futuro. Nosotros somos los únicos que podemos abrir la puerta de nuestra mente, alma, corazón, y cuerpo para que ellos nos ayuden.
Los ángeles son seres inferiores a Dios pero supremos a nosotros, pues Dios los creó con una gracia santificante. Les dió la fe, la esperanza y la caridad para conocer a su Creador. Ademas les infundió las virtudes morales y los dones del Espíritu Santo; y los destinó para que alcanzaran el Cielo siempre y cuando ellos mismos lo decidieran. En esta decisón hubo muchos ángeles que permanecieron fieles a Dios; eligieron al Creador como fin de su existencia y al cielo como su casa. Por el contrario, algunos ángeles, también conocidos como ángeles malos o demonios, por soberbia, quisieron parecerse a Dios y optaron no seguirlo, de tal suerte que el castigo fue inminente, ellos estaban destinados a vivir eternamente entre las llamas del infierno.

Los Ángeles son criaturas divinas enviadas por Dios para cuidarnos. Ellos tienen la misión de proteger el
camino de la humanidad y al igual que los seres humanos, pueden ser castigados si no cumplen con el mandato.

Cada persona tiene a su lado un ser especial de luz, un ángel que cuida de sus días, aunque a muchos les cueste aceptarlo haciendo preguntas malintencionadas y sin un basamento espiritual, las hacen desde el frío racionalismo que intenta separar la naturaleza divina del ser humano relegándola a un plano objetivista y empobrecido adornándola con las razones de la razón.

Los ángeles están conduciendo con mucho esfuerzo los mundos y tratan de llegar a todos, pero su misión se ve en conflictos en todo momento porque tropiezan con una gran piedra: La Falta de Fe de los Seres Humanos.

Dios ha puesto en la tierra millares de seres vivientes, una especie de ellos son los ángeles, que son intermediarios entre Dios y los hombres. Ha querido que cada persona tenga su ángel, y que éste se encuentre al servicio del hombre a cada momento para ayudarlo en el camino de la evolución, pero es el mismo ser humano que olvida su verdadera naturaleza y la disfraza de pensamientos egoístas negando así toda posibilidad de encuentro con seres que si bien están muy cerca, son negados por los propios protegidos.

Volver la mirada hacia el espíritu no hará que se pierda absolutamente nada de lo logrado hasta hoy, muy por el contrario todo tomara un matiz diferente y verdaderamente habrá una gran expansión mas allá de los limites de la razón para acceder a otros reinos donde la verdad es más que una lógica de la mente de hoy.
guardahoja

No hay comentarios: