FELIZ NAVIDAD!!!...PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD

sábado, 12 de enero de 2008

EL PODER DE LOS ARGANGELES


Tiene poder sobre las estrellas, y sobre las constelaciones y planetas que a su vez nos influyen. Se encarga de mantener el orden y de evitar el caos de la pequeña parte del universo que nos corresponde.




Nuestros Ángeles Custodios están a las órdenes de los Arcángeles, y muchas veces su capacidad resolutiva depende de lo que digan sus jefes.
No hay que olvidar que cada uno de los 72 Ángeles Custodios operan principalmente sobre el quintil del signo astrológico que ocupan. Este quintil, por si alguien no no se había dado cuenta, corresponde aproximadamente a cada cinco días del signo en cuestión.
Cada quintil, y por ende cada Ángel Custodio, responden en grupos de 18 a una de las letras sagradas de IHVH (Jehová), y en cada una de estas letras hay un Arcángel que se encarga de mandar sobre otros Arcángeles y sobre nuestros Ángeles Custodios.

ARCÁNGEL METATRÓN

Custodio del Móvil Primario, representante de Dios en la Tierra, reflejo de Jehová ante nuestros ojos y capacidad de concepción.
Jerarca de todos los Ángeles y Arcángeles, y directamente de la Orden Angelical de los Ha-Qadesh.
Tiene influencia y poder sobre todas las cosas y todos los seres del universo conocido.

RATZIEL ARCÁNGEL

Custodio del Zodíaco.
Jerarca de la Orden de los Auphanin (Ofanines o Tronos).
Tiene poder sobre las estrellas, y sobre las constelaciones y planetas que a su vez nos influyen. Se encarga de mantener el orden y de evitar el caos de la pequeña parte del universo que nos corresponde. Y determina el destino de todos y cada uno de los humanos, así como de todas y cada una de las cosas que afectan directa o indirectamente al hombre

TZAPHQUIEL ARCÁNGEL Custodio de Saturno.
Jerarca de la Orden de los Aralim.
Tiene poder sobre el sistema planetario en general, y sobre las personas de Capricornio y Acuario directamente. Mantiene el equilibrio entre espíritu, mente y materia. Vigila las jerarquías humanas y la evolución física, mental y espiritual de todos y cada uno de los hombres. A él debemos la fuerza de la gravedad, la existencia de las plantas y el sentido del tiempo. Los primeros hombres creyeron que era Dios en persona.

TZADQUIEL ARCÁNGEL
Custodio de Júpiter.
Jerarca de la Orden de los Chasmalin (Dominaciones).
Tiene poder sobre los planetas menores. Mantiene el equilibrio de las fuerzas en la naturaleza de los demás planetas. Es el Señor de los Elementos, de la lluvia y el trueno, del volcán y el fuego, del viento y las mareas, de los temblores y el movimiento de los continentes. A él debemos las primeras formas de vida animal sobre la Tierra. Cuando los seres humanos descubrieron el fuego y empezaron a organizarse cultural y socialmente, dejaron de creer en Tzaphquiel y erigieron a Tzadquiel como el nuevo Dios de los hombres. Influye directamente sobre los nativos de Sagitario y de Piscis.

KHAMAEL ARCÁNGEL
Custodio de Marte.
Jerarca de los Serafines.
Tiene poder sobre la historia de los hombres, y desde tiempos remotos se le ha considerado el dios de l aguerra. Destruyó las primeras formas humanas defectuosas, pero instauró otros animales superiores. Cuando los Elohim trajeron las nuevas formas humanas, las que viven hasta nuestros días, Khamael regaló el Arte a los hombres. Influye directamente sobre los nativos de Aries y de Escorpio.

MIGUEL ARCÁNGEL
Custodio del Sol.
Jerarca de la Orden de los Malachim (Virtudes).
Tiene poder sobre el desarrollo y el orden de todos los seres vivos que han poblado la tierra. A él debemos la depuración de la Tierra tras los primeros cataclismos, y la siembra de la diversidad de las especies, así como las primeras organizaciones humanas y el desarrollo de las mismas hasta nuestros días. Las primeras grandes civilizaciones lo señalaron como el Dios Sol, dándole toda clase de atributos y nombres. Influye directamente sobre el signo de Leo.

HANIEL ARCÁNGEL
Custodio de Venus.
Jerarca de la Orden de los Elohim.
Tiene poder sobre el orden social de los seres humanos, y sobre el equilibrio entre los seres humanos y las especies inferiores. A él le debemos los sentimentos, las emociones y la devoción, así como el nacimiento de la humanidad como la conocemos ahora, ya que su orden fue la encargada de sembrar la nueva semilla divina en la faz de la Tierra, representada por Adán y Eva, pero que en realidad atañe a todas las razas y pueblos que habitan la Tierra desde que el hombre primitivo se convirtió en verdadero hombre. Hasta los Kayapó del Amazonas se refieren a Haniel y los Elohim en sus leyendas, cuando hablan de los seres celestiales que abrieron el Cielo para que ellos bajaran a habitar la Tierra. Influye directamente sobre los signos de Tauro y Libra.

RAFAEL ARCÁNGEL

Custodio de Mercurio.
Jerarca de la Orden de los Beni Elohim (Hijos de los Elohim).
Tiene poder sobre la inteligencia de todos los seres vivos. Siempre ha estado muy ligado a los hombres, tanto, que los ángeles de su orden sembraron su propia semilla en las mujeres humanas, dándole un gran impulso al desarrollo evolutivo (físico, mental y espiritual) a la humanidad entera. Prácticamente todos los conocimientos, ciencias y técnicas básicas de los hombres se las debemos a él, como la rueda, el lenguaje escrito, la herboristería, etc. Tanto lél como los Beni Elohim continúan ayudando todos los días a los seres humanos. Influye directamente sobre los signos de Géminis y Virgo, los comunicativos y serviciales niños del Zodíaco. Por supuesto, también en esta faceta es el arcángel de la medicina.

GABRIEL ARCÁNGEL
Custodio de la Luna.
Jerarca de la Orden de los Querubines.
Tiene poder sobre todo el conocimiento humano, y sobre los valores que observa la humanidad, los mismos que los hombres están inculcando a sus mascotas desde hace miles de años. Esto se debe a que, según las leyendas, los seres humanos de hoy fuimos mascotas de los Querubines y del Arcángel Gabriel cuando la Luna era un lugar habitable, y mientras otros arcángeles depuraban y preparaban la Tierra para que pudiéramos vivir en ella. Quizá también por eso, Gabriel Arcángel es el ser celestial que más intercede por los hombres ante Dios. Influye directamente sobre el signo zodiacal de Cáncer.
A todos ellos, ocupen la posición que ocupen, podemos acceder con una simple oración, con un simple rezo, ya que todos ellos, junto con sus órdenes angelicales y muchos otros ángeles y arcángeles, siempre están dispuestos a ayudar a sus hermanos menores: nosotros, los seres humanos de ayer, de hoy y de siempre.

No hay comentarios: